¿SE ESTÁ DERECHIZANDO LA SOCIEDAD?

¿SE ESTÁ DERECHIZANDO LA SOCIEDAD?

¿Un fantasma invade las mentes? ¿Fantasma o realidad – Ideología u oportunismo- Pensar o no pensar?

En el lenguaje  popular y cotidiano en lo social y político,  se entiende por derecha el conservadurismo, el estancamiento, quedarse donde se está (más vale malo conocido….),  cuando no claramente  retroceso,  y por izquierda ruptura con lo establecido y progreso.

Al margen de las  votaciones circunstanciales  y de resultados tan cambiantes (más que pendulares ya que a veces son de 180 grados) que se producen en todo el mundo donde se celebran las mal llamadas elecciones democráticas, ¿Si no hay país con democracia plena cómo puede haber elecciones democráticas? Una duda irrumpe en el pensamiento progresista ante los cambios sociales que se viven  en estos tiempos. ¿Está cambiando y derechizandose  la sociedad?  y en el caso de que así sea, ¿por qué crece la derecha?   Surgen dos preguntas de complicada respuesta y que  llevan a otras:

1.- ¿POR QUÉ EL OPRIMIDO VOTA  Y PONE SU DESTINO EN MANOS DE SU OPRESOR?

En los últimos tiempos es común identificar esta actitud  con ignorancia, lo que es verdad en parte, pero no lo determinante.  También  se habla de ausencia o de  pérdida de  valores,  cuando la palabra correcta  que identifica  la situación es CARENCIA DE VALORES.

Ignorancia, además del hecho de ignorar algo, también se considera  la falta general de instrucción o de conocimientos.

Ausencia, es la circunstancia de estar ausente o de no existir. Pero los valores existen.

Pérdida, es la acción de perder. Sin embargo,  lo que no se tiene  no puede perderse.

CARENCIA, es la falta de alguna de cosa.

2.- ¿ES OPORTUNISTA LA SOCIEDAD?

El oportunismo «prioriza el interés propio y obvia principios éticos importantes para lograr ciertas metas o para resolver preocupaciones compartidas por un grupo»​. El oportunismo social es un concepto vergonzoso, no solo es la venta a bajo precio de los valores morales (consciente o inconscientemente) si no  también el aprovecharse de los errores o debilidades  de terceros. Como comportamiento humano es la  ausencia de  integridad  o dignidad en pro del egoísmo. Al mismo tiempo es una contradicción insoluble el ser egoísta y defender los intereses de un grupo. Algunos pretenden salvarlo defendiendo la teoría del mal menor. En el oportunismo es fundamental la carencia de valores.  Es obtener el mayor beneficio posible, sin tener en cuenta principios ni convicciones.

Lo que sí está claro es que  la  sociedad  mundial actual es de características múltiples y por ende  muy compleja.

3.- DESMORALIZACIÓN,  IDIOTIZACIÓN Y DOMESTICACIÓN.

La sociedad  en general está desmoralizada y sociedad  desmoralizada  es fácilmente idiotizada.  Es una sociedad mayoritariamente derrotada. Una vez derrotada debe ser  domesticada. Evitemos similitudes.

Las ideas conservadoras están en pleno ascenso y consecuentemente con ellas,  sus  prácticas.

¿Cómo es posible  que  en el ser humano  se desarrolle  de forma tan opuesta  lo  científico y lo  social? Esa velocidad  supersónica  con  el rumbo hacia  el desarrollo  científico que de forma tan desigual beneficia a una parte de la humanidad. Al mismo tiempo y a esa misma velocidad, en sentido contrario y creyendo avanzar hacia el progreso  social,  la   parte mayoritaria de esa humanidad camina  hacia  la esclavitud  medieval o anterior. Esclavitud de otras características al ser tan diferentes las condiciones materiales pero no las conceptuales y morales.

4.- ¿CÓMO SE DESMORALIZA A LA SOCIEDAD?

Lo primero y esencial es hacer perder  la autoestima real  y crear la  artificial. Desarrollar un  EGO inútil, aquel en que como ser humano te creas lo máximo siendo al mismo tiempo un ser dependiente de drogas diversas (TV, RRSS, Radio, Prensa…) [1] e incapaz de solucionar aquello que sea importante  en el orden moral o social, en lo político o económico, ya que  para eso están los especialistas. Al no  ser capaz de  distinguir entre lo realmente importante de lo banal, te has convertido en nada.  Sin embargo  por el efecto de las “drogas” [1]  te crees  un genio y pasas  a odiar,  o menospreciar, a quien te recuerda que eres nada.

Desmoralizan los ladrones y sinvergüenzas legislando. Los militares  “enmedallados”   inventando guerras para asesinar. A veces van a miles de kilómetros para “defender”  a la Patria, que nadie ataca. Saquear  para enriquecerse y hacer monumentos  a la  Gloria, al Honor y a  la Paz. La Nobleza, los oligarcas nacionales e internacionales, los corruptos  disfrazados de  nobles ideas, las falsas palabras, las ideas violadas.

Se cae en la consigna apaciguadora: LA VIDA ES ASÍ,  así ha sido y será, el ser humano, por naturaleza es malo, salvo algunas excepciones que roban pero donan una mínima parte de lo robado  para seguir robando, generalizándose  el  todos son iguales, y sálvese quien pueda.  Ni la vida es así,  ni todos son iguales.

Desmoralización y domesticación, van siempre juntas y nunca su objetivo aparente  es el individuo. A este hay que hacerle creer que  le proteges, defiendes y buscas su bienestar, que si no es mejor es por su culpa y en parte por no ser posible. Entonces, ¿Cómo si no es posible es por su culpa?

El objetivo a desmoralizar, desintegrar,  es  la sociedad, « que no existe como tal» (según M. Thatcher). Hay que crear la sociedad del caos. La naturaleza humana cuanto más caótica, más variable, cíclicamente hay que    crear pendularmente nuevos valores: egoísmo, falsa solidaridad caritativa, amistad- racismo,  inclusión-distribución,  falsa acogida humanitaria al emigrante promovida  por quienes les expulsan de sus tierras,…

Alterando los elementos de juicio y comportamiento de la sociedad, que al estar formada por personas, estas ineludiblemente serán afectadas por esas alteraciones e inestabilidades morales. Confusión-caos mental.

Es bastante significativo que, en la actualidad, cuando el “periodismo”  se dirige a la  ciudadanía, siguiendo los intereses de sus dueños, la mayoría de las veces usa un lenguaje dirigido subliminalmente (cuando no directo)  al elector en vez de al ciudadano. Es un lenguaje falso para el votante que debe ser organizado, dirigido y manipulado en vez  de informado y educado.

En esta llamada democracia para entender la desmoralización/desintegración de la sociedad en que vivimos es fundamental la des-educación (que se inicia (ironía) en la escuela).

Si educación, comunicación, información y arte abandonan la tarea  de crear una democracia avanzada y pasa a ser considerada una inversión individual que nos acerque  a la posibilidad  de un futuro ingreso seguro de dinero, se pierde la posibilidad de educar para la capacidad del poder de la ciudadanía, que será sustituido por otros poderes:  económico, político, tecnológico, financiero o religioso, que manipularán, administrarán y organizarán a aquella masa considerada incapaz de ser ciudadana. El llamado “voto libre”, por más jaleado y legal que sea, no constituye la esencia de la ciudanía. Ésta solo existe en un orden realmente democrático, con una información veraz, en que con conocimientos pueda reflexionar y deliberar para poder libremente decidir.

[1] La TV día tras día te homogeneizará y entonces “serás libre” de  visualizar el canal que desees (en el fondo son todos iguales y el objetivo es el mismo), si tienes  dinero podrás optar por especiales  en los que el 90% o más producen aquello que saben te harán  “libremente”  consumir.  El 70% de los medios  mundiales de comunicación  e información son controlados por seis grandes grupos. Veras, oirás, leerás  lo que tú quieras, siempre dentro de lo que ellos hayan decido que puedes.  Quien se enfrente  a quien esclaviza es  el diablo o comunista que son la misma cosa.  El esclavizador es un santo a  quien  se debe  proteger,  adorar y pagar.

 

5.- ¿Y LA “IZQUIERDA CLÁSICA” TAMBIÉN DESMORALIZA?

Francamente si, y mientras no lo asuma  haga su autocritica y cambie, quizás sería mejor “descansar” un tiempo y dejar descansar y reflexionar. Si bien que en muchos lugares  los  ciudadanos ya  les están mandando a un reposo forzado.

La derecha promete  lo que  sabe que no va a hacer pero de vez en cuando  distribuye chupachups  y baratijas con la promesa de tiempos mejores para todos, y mientras estos llegan, pues para ella toda la riqueza. Es su objetivo y coherentemente lo busca y hasta ahora, lo ha conseguido.  El llamado  pueblo lo cree y disfruta de los residuos alimentando una nefasta esperanza.  Es el papel que le fue asignado en esta función.

 

La forma de  desmoralizar de  la de la “izquierda” es su  incoherencia  política y sociológica al  no  hacer lo  que  dice y deslizarse  por  un camino  que nada tiene a ver con lo prometido y defendido:¡EL PUEBLO UNIDO JAMÁS SERÁ VENCIDO!  Y nos encontramos con diez manifestaciones transcurriendo por diez calles diferentes, las diez con los mismos lemas de justicia, pero colocados en  diferente orden y cuando se llega  a la plaza, los representantes que encabezan la manifestaciones, en vez de hablar, razonar  para establecer un orden, se lían a ostias y las personas que deben dirigir las demandas populares se enfrentan entre ellas (antes y después de la contienda. Qué tristeza, apenas levantan cabeza después de pisoteados y la primera expresión es para continuar la lucha, no contra el adversario, sino contra el que piensa como tú)  y se dividen,  son incapaces de llegar a acuerdos mínimos, establecer un orden de prioridades y luchar por ellas, una por una  y en el orden establecido. Pero no,  o todo o nada y que generalmente acaba en nada: ¡Lo mío lo primero! ¡Y yo en cabeza! (Qué nostalgia de la Revolución Francesa, que se cortaban ciertas cabezas).

¿Y estos  cenutrios/as me van a representar? Los ciudadanos,  dan el primer aviso  abstención, el segundo aviso, abstención, el tercero ya no es aviso, es voto a la derecha. En ello estamos. Otros, con tristeza y por no  echar más leña  al fuego, continúan votando con mascarilla o siguen con la abstención a la cual se suman más y más. Los partidos socialistas y comunistas, sin o con pocos socialistas o comunistas  desaparecen.  Hay que cambiar los esquemas, ver la realidad, ¿Quizás buscar y encontrar los orígenes perdidos? Es cierto que hay menos obreros  de lo que se entendía por obreros,  y sin embargo, ¿hay  menos obreros (explotados) de otro tipo? ¿Empleados, autónomos, funcionarios, qué son? ¿Importa la denominación?

En los países llamados desarrollados entre un 18% y un 30%  viven en  riesgo de pobreza y no menos de un 10%  en la pobreza absoluta. Estas personas no tienen representación alguna en los   parlamentos, por lo tanto no votan, ¿para qué? Si solo sirven para que hablen de ellos  pero nadie hace nada por ellos. ¿Limosnas y ONGS para medallas de los poderosos, Amancio Prada, Bill Gates, etc.? ¿Dónde están en los parlamentos quienes representan a los pobres, los  obreros, trabajadores, amas de casa,…?  En las recientes elecciones de Andalucía, las personas candidatas “más pobres” tenían como mínimo una o  dos viviendas (diferentes tamaños) y unas cuentas corrientes en los bancos de  casi veinte mil euros. No tengo absolutamente nada contra estas personas, me alegro y es un derecho si se lo han ganado limpiamente, simplemente  planteo que hay muchos miles de personas que no se sienten representadas  (porque no lo están) como lo estaban tiempos atrás  y consecuentemente las soluciones nunca les alcanzan a ellas. (Ver el artículo de Eric Vuillard en Liberatión o en el País-17.06.2022- muy interesante y esclarecedor) ¿La democracia es una sola mujer trabajadora en  la Asamblea de Francia?

 

Ante la  situación tan contradictoria que se vive, hoy en muchas familias “progres”  alarmadas se preguntan: ¿Son nuestros hijos fachas?

En su vida sosegada y tranquila la pregunta que se deberían hacerse ellas ¿Nos comportamos como “progres”?

Mientras no se luche a fondo  por la Democracia no habrá Democracia.

Lamentablemente hoy, democracia es como las chirigotas, dicen verdades que hacen pensar los días de carnaval,  pasado este, se olvidan, no sirven para nada.

 

 

 

Juan Blanco Noriega

22.06.2022